Patrimonio de Vimianzo
22 de mayo de 2024
Patrimonio de Vimianzo
Compartir:

IGLESIA DE SAN SEBASTIÁN DE SERRAMO

Dirección:

Serramo - Vimianzo (A Coruña)

Parroquia: Serramo

Advocación
: San Sebastián 

Cronología
: siglos XII, XVII y XVIII

Estilo
: Románico y Barroco


La iglesia de San Sebastián de Serramo presenta una planta de salón. La estructura responde al esquema típico del románico rural con una sola nave, cubierta con cimbra de madera, rematada en su cabecera por un ábside rectangular cubierto por bóveda de cañón, desde la que se tiene acceso a la sacristía. Un arco de medio punto doblado y ligeramente peraltado da paso desde la nave a la sacristía. La fábrica originaria sufrió diversas reformas, como la apertura en el muro norte de una capilla dedicada a San Antonio de Padua, de finales del siglo XVII, cubierta por una bóveda de crucería estelada. La fachada también es de finales del siglo XVII y es muy sencilla. Tiene adosada una torre-campanario de apariencia maciza, sin apenas más decoración que unas placas y molduras. 


Retablos

El retablo mayor está presidido por la imagen de San Sebastián (transición del Barroco-Neoclásico, de finales del siglo XVIII). Se trata de un mozo imberbe, atado de pies y manos a un árbol, cubierto tan solo por un paño de pureza y con heridas en su cuerpo producidas por las flechas. A la izquierda se encuentra una imagen que se atribuye a San Juan Evangelista (Barroco, finales del siglo XVIII), por tratarse de un joven vestido con túnica y manto a modo de los evangelistas, portando libro y pluma para escribir mientras busca inspiración mirando el cielo. A la derecha se sitúa otra imagen que se correspondería con San Vicente (Barroco, finales del siglo XVIII) por las vestiduras de diácono y sostener en la mano izquierda un libro abierto. En el cuerpo inferior, en la urna central hay una pequeña imagen de Jesús Niño que no se corresponde en su tamaño con la magnitud del espacio que ocupa. A la izquierda, un Sagrado Corazón de Jesús (Ecléctico, mediados del siglo XX), esbelto, con túnica blanca y manto rojo en actitud de bendecir. A la derecha está la Inmaculada Concepción (Barroca, mediados siglo XVIII), que viste túnica blanca y manto azul celeste. En actitud mística, junta las manos sobre el pecho mientras dirige la mirada hacia el cielo. Del trono de nubes sale la serpiente que pisa la Virgen.


El retablo de la Virgen del Rosario es de estilo Barroco, de la primera mitad del siglo XVIII. Se trata de una pequeña estructura que ocupa la esquina entre el arco triunfal que accede a la capilla mayor y el muro sur de la nave. La urna central se enmarca por sendos pares de pilastras decoradas con ristras de frutas, y en la parte superior, sinuosas volutas decoradas con perfiles de acantos. La Virgen (Barroca, de finales del siglo XVIII) viste túnica blanca y se levanta sobre un trono de nubes de las que asoman querubines. En la mano izquierda sujeta al Niño desnudo mientras los dos ofrecen sendos rosarios. Por el tamaño de la figura, pequeña para el espacio de la urna, seguramente no fue concebida para este lugar.

El retablo de San José (Barroco, de la primera mitad del siglo XVIII) se sitúa frente al anterior (retablo del que es gemelo), en la esquina entre la capilla mayor y la pared norte. La imagen de San José (Barroca, entre finales del siglo XVIII y principios del XIX), que ocupa la urna central, viste túnica, lleva la vara florida en una mano y al Niño en la otra. 


En la capilla norte una imagen de San Antonio (Barroco, de finales del siglo XVIII) preside el retablo. Se trata de un joven monje tonsurado y con hábito marrón franciscano, con una azucena en la mano derecha, sosteniendo al Niño con la mano izquierda, que supone una tipología en desuso. El Niño está sentado sobre un libro, tipo iconográfico más propio del siglo XVII. Acompaña a esta imagen la de San Roque, a la derecha (Barroco de finales del siglo XVIII), vestido de peregrino con una concha de vieira, que muestra las heridas acompañado del perro. La única urna del ático está ocupada por lo que parece ser la imagen de San Felipe Neri (Barroco, de finales del siglo XVIII), según se desprende por las vestimentas sacerdotales en actitud de celebrar misa.

Además, en esta iglesia se encuentra la que podría ser la Cruz Procesional más antigua de Galicia, joya de la orfebrería gallega del siglo XII, en tiempos del arzobispo Xelmírez. Se trata de una cruz de madera de roble recubierta en plata, de brazos desiguales que rematan en sendos camafeos. En el anverso está la figura de Cristo crucificado, muy estilizado, una imagen que según diversos estudios podría tener relación con el modo iconográfico de la Biblia de Ávila o la Puerta del Perdón de San Isidoro de León. En el reverso se encuentra la figura del Agnus Dei y la inscripción “la hizo el presbítero Ordoño, en ofrenda a San Sebastián”, en alusión al promotor de la obra, que podría ser el abad del monasterio de Moraime. 


LEMA SUÁREZ, XOSÉ M.; A ARTE RELIXIOSA NA TERRA DE SONEIRA. EDIT. FUNDACIÓN UNIVERSITARIA CULTURA. 1993

SORALUCE BLOND, JOSE RAMON; FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ, XOSÉ; ARQUITECTURA DA PROVINCIA DA CORUÑA . DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE A CORUÑA.


Serramo - Vimianzo (A Coruña)

Praza do Concello, 6, Vimianzo (A Coruña) CP 15 129. Tfno: 981716001. Fax 981 716 650.

Concello de Vimianzo
Deputación provincial da Coruña